jueves, 9 de abril de 2009

Croozer dog - Remolque para perros

Primeras experiencias con el remolque para perros Croozer Dog

Pensábamos que estaba prohibido circular con remolque en la bicicleta y al leer en el anteproyecto de ordenanza de circulación de peatones y ciclistas de Zaragoza que las bicicletas  podrían estar dotadas de remolques consultamos la legislación española y reusulta que desde el 2003 se puede circular en España en bicicleta con remolque mientras sea de día. Así las cosas, nos hemos decido a comprar un carro para la perra que vive con nosotros, una setter irlandés que va para los 14 años y que ya le empieza a costar seguirnos en nuestras aventuras con la bici. 

Esta semana nos ha llegado el Croozer Dog, lo hemos comprado en Recicleta, lo pedimos un  viernes y el martes ya estaba en la tienda, donde nos lo instalaron en apenas diez minutos.

El Croozer dog es un remolque para bicicletas que te permite transportar un perro de hasta 45 kg.

A nuestro perro, de momento, no le hace mucha gracia meterse dentro del carro y prefiere ir corriendo a la sombra del carro. Pero los años no pasan en balde y ya se va acercando a los 14 años, ahora se cansa antes y el carro nos permite ir más lejos y luego, cuando ya está cansado de correr, meterlo en el carro para volver a casa.

Página web del fabricante: croozer

Características

Dimensiones del Croozer Dog

  • L x A x A (sin lanza) : 81 x 80 x 91 cm
  • L x A x A (plegado sin ruedas): 81 x 65 x 24 cm
  • Superficie de carga (L x A x A): 80 x 55 x 62 cm
  • Peso: 14,1 kg
  • Carga: 45 kg
  • Ruedas: 20" radiadas
  • Estructura de acero
  • Velocidad máxima recomendada: 15 km/h

La conducción con el remolque

  • En llano, una vez has arrancado, apenas te das cuenta de que llevas el remolque, salvo que el perro cambie de posición. 
  • Si el perro es muy nervioso y se mueve mucho en el remolque se nota en la conducción de la bicicleta, en el manual dicen de repartir la carga por igual en el remolque, pero es difícil explicarle esto a un perro.
  • En las curvas es conveniente reducir la velocidad antes y cuando la calzada presenta irregularidades como muchas piedras sueltas o baches, en vacio el remolque va pegando unos botes tremendos.
  • Cuando está vacio, en caminos de tierra, irregulares, va golpeando el suelo de plástico con la barra inferior de la estructura de la base y te va acompañando el golpeteo todo el viaje.
  • Cuando quieres dar la vuelta completa es mejor girar hacia la izquierda. Hacia la derecha, la rueda trasera golpea antes contra la lanza del remolque.
  • El remolque tapa la luz trasera y los reflectantes de la bicicleta, son necesarias una o dos luces traseras adicionales, para que te vean. El carro viene con dos reflectantes rojos para atrás, dos reflectantes blancos para delante y un banderín largo que se inserta en un pasador de tela lateral. Además dispone de dos pasadores de tela en la parte trasera para poder poner luces con clip.
  • Para facilitar el montaje se hace casi imprescindible poner una pata a la bicicleta en caso de no tenerla. Si el perro es grande y no tiene muchas ganas de subirse al carro por su propio pie es necesario que una persona sujete la bici mientras la otra sube el perro al carro, corres el peligro de acabar con la bicicleta en el suelo al empujar para meter al perro.

Ventajas:

  • Se pliega con facilidad, no más de tres minutos y queda muy compacto para su transporte cerrado. Plegado se pueden dejar las ruedas dentro del carro sin necesidad de  quitar los ejes de las ruedas.
  • El tamaño de las ruedas (20") es suficiente para pasar bordillos pequeños.
  • La conducción con carga es bastante agradable, no se nota apenas que llevas un remolque salvo cuando arrancas.

Pegas:

  • La barra que tensiona el techo va bastante justa, exige hacer mucha fuerza para encajarla,  entre dos personas se hace fácil pero hacerlo uno solo es misión casi imposible. Entre dos uno estira de un lateral y el otro del contrario y entra bien.
  • La perra, una setter irlandés con casi 14 años y que ya está un muy resabiada ha sido capaz de  abrir la abertura de delante metiendo el hocico en un pequeño agujero que le habíamos dejado sin cerrar la cremallera y escaparse del carro en una ocasión.

Legislación sobre los remolques para bicis.

Legislación española

  • REAL DECRETO 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobr tráfico,circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.
4. Las motocicletas, los vehículos de tres ruedas, los ciclomotores y los ciclos y bicicletas podrán arrastrar un remolque o semirremolque, siempre que no superen el 50 por ciento de la masa en vacío del vehículo tractor y se cumplan las siguientes condiciones:
  • a) Que la circulación sea de día y en condiciones que no disminuyan la visibilidad.
  • b) Que la velocidad a que se circule en estas condiciones quede reducida en un 10 por ciento respecto a las velocidades genéricas que para estos vehículos se establecen en el artículo 48.
  • c) Que en ningún caso transporten personas en el vehículo remolcado.
En circulación urbana se estará a lo dispuesto por las ordenanzas correspondientes.

Anteproyecto de normativa en Zaragoza

Artículo 36. Elementos accesorios
Por cuestiones de seguridad es recomendable la utilización de casco.
Podrán estar dotadas de timbre, ya que facilitan el tránsito por las vías ciclistas.
Las bicicletas podrán estar dotadas de elementos accesorios adecuados para el transporte diurno y nocturno de menores y de carga tales como sillas acopladas, remolques, semirremolques y resto de dispositivos debidamente certificados u homologados, con las limitaciones de peso que dichos dispositivos estipulen, siempre que se cumplan las condiciones especificadas en el artículo siguiente.
Artículo 37. Sillas y remolques
Las bicicletas podrán transportar, cuando el conductor sea mayor de edad y bajo su exclusiva responsabilidad, un menor de hasta siete años en sillas acopladas a las mismas.
La silla deberá contar con elementos reflectantes.
Las bicicletas podrán arrastrar un remolque o semirremolque para el transporte de todo tipo de bultos y niños/as, siempre que el conductor sea mayor de edad y bajo su exclusiva responsabilidad. En caso de circular a velocidad anormalmente reducida, las bicicletas con remolque o semirremolque tendrán prohibida la circulación por la calzada, debiendo circular por vías ciclistas, zonas 30, otras vías pacificadas o zonas peatonales autorizadas.
Dichos remolques deberán ser visibles en las mismas condiciones establecidas para las bicicletas en el artículo 35 de esta Ordenanza.
Artículo 35. Visibilidad
Las bicicletas o los ciclistas que las conducen deberán ser visibles en todo momento. Cuando circulen por la noche o en condiciones de baja visibilidad deberán disponer de luces y/o reflectantes, que las hagan suficientemente visibles para todos los usuarios de la vía pública.

Más información

2 comentarios:

mercè galán dijo...

gracias por la información muy útil. yo estoy pensando en comprar uno.
Saludos

J.M.F. dijo...

estaba mirando por comprarme uno de estos, muy bien detallado, muchas gracias.

Publicar un comentario