sábado, 3 de diciembre de 2011

Agarrar un buen pedal

He ido a por un pedal derecho nuevo porque el anterior se había rajado. Me ha pasado un par de veces siempre por lo mismo: acompañando a alguien andando con la bici en la mano, golpeas un bordillo, se hace una paequeña raja, y al cabo de unos meses la placa de alumnio se ha rajado del todo. Menos mal que a la estupenda gente de Recicleta se les ha ocurrido decirme que me lo cambiaban ellos aprovechando que no había nadie en la tienda en ese momento. No ha habido que llamar a los bomberos, pero casi. Afortunadamente la rosca de la biela estaba bien, y era sólo problema de suciedad acumulada. Al estar tan duro, se mellaba la tuerca y no había forma de soltarla. Tampoco con la allen, por la parte interior de la biela.

Moraleja: un mantenedor aplicado de su Brompton (i.e posiblemente soltero o sin hijos o jubilado) soltará el pedal de cuando en cuando, limpiará la rosca, la dará un poco de grasa de litio o al menos 3 en 1 o similar, le hablará con cariño y le contará cosas, y lo volverá a montar. Así, si un día tiene que cambiarlo, lo hará en un par de minutos sin más problemas.

2 comentarios:

CICLISTA URBANO dijo...

eso me está pasando a mí....estoy intentando quitar el pedal derecho, y no hay manera de sacarlo ni con la allen ni con la del 15.
¿como lo hicisteis en la tienda?

saludos

JL Briz dijo...

Perdona, no había visto tu comentario. Creo que usamos una mordaza. De todos modos he visto un truco que usan para soltar los tornillos del eje del bastidor trasero que puede funcionar: calentar la allen durante la operación con un soplete. Eso transmite calor al tornillo y aparentemente es más fácil soltarlo.

Publicar un comentario en la entrada