viernes, 5 de junio de 2009

Un año del servicio del Bizing en Zaragoza

Aparcamiento del Servicio Bizi de la Plaza de la Magdalena, cerrado por los fraudes de los vándalos del barrio. Los de siempre.

Se cumple una año del servicio del Bizing en Zaragoza y poco a poco he ido moldeando mi opinión acerca de este servicio del que no soy usuario y lo veo como el sufrido peatón que ya ha sido atropellado dos veces por dos usuarios inexpertos y maleducados, de nuevo una minoría a formar y educar

El Bicing ha demostrado en Barcelona ser un medio de transporte totalmente insostenible, con un coste por bici de unos 3000 euros al año y que no fomenta la responsabilidad social. El usuario al no costarle apenas dinero solo exige sin comprometerse en el cuidado del vehículo, "total, como no es mía la bici que se apañen los de la empresa..."

Es un medio de transporte personal financiado por fondos públicos, en contra de lo que debe ser un medio de transporte público.

En el caso de Zaragoza se ha negociado con la publicidad para tener el servicio llamado "Bizi", como un medio electoralista en una ciudad que no dispone de infraestructura ciclista, en vez de haber apostado por crear infrestructuras y medidas (pacificación del tráfico, aparcamientos seguros, prioridad ciclista en las avenidas) que faciliten el uso seguro de la bicicleta.

Se nos ha "regalado" este servicio a coste prácticamente cero para el ciudadano.

Cuando el usuario reclame medidas como un resguardo de la entrega de la bicicleta en papel, ¿quién lo financiará?, el vandalismo tanto externo como por el descuido de los usuarios ¿quién lo pagará?, esto no es una apuesta por la movilidad sostenible es una venta de la movilidad a una multinacional (Clear Channel).

Mientras tanto el bicing por las aceras, en vez de acercar la bici al ciudadano, lo atropella. No evita coches, los usuarios son los mismos del bus hartos de que no cumpla frecuencias por culpa del abuso del vehículo motorizado. El bizing no quita coches.

No estoy en contra del alquiler de bicicletas, público o privado, al revés, me gustaría tener más opciones para elegir qué bici alquilar y a quién alquilarla, como cuando cojo un taxi.

El alquiler de bicicletas, puede crear empresas locales y crear empleo, es necesario para favorecer el turismo y los desplazamientos ocasionales y/o de ocio. Pero todos, con las mismas obligaciones y derechos. No puede ser, que la policía local de servicio de vigilancia de seguridad a las bicis de Clear Channel con fondos públicos y no lo dé a otras como las bicis del parque del Parque Grande (por poner un ejemplo), que tendrían que contratar con una empresa de seguridad privada.

Leyendo los foros en los que se habla del bicing ,al final, siempre hay alguien que pregunta: y yo, ¿por qué no tengo autobús o taxi gratis como el bicing? El dedo en el ojo. El bicing sale gratis a unos pocos, no sale gratis al ciudadano, ni al ayuntamiento. Hay que poner vigilancia ciudadana (policía local) para vigilar los enganches, algo que no hacen con los aparcabicis de la calle, ni con las bicis particulares. Se deja de ingresar mucho dinero en un negocio como la publicidad al regalar el mismo a una sola empresa y crear un monopolio de la publicidad en las calles. Ahora hay que vigilar y multar a quien anuncie fuera de esa empresa, aunque no estropee nada, ejemplos ya los hay como las multas enviadas a la AAVV de Torrero.

No estoy defendiendo que cada cual se salte la normativa municipal a su libre albedrío, sino que se ponga el mismo ímpetu para todo tipo de incumplimientos, no al servicio de una empresa en concreto, yo no he visto el mismo esfuerzo en aplicar las normativas de "Espacios sin humos"

De nuevo, en vez de crear empleo fomentando y ayudando a la compra y mantenimiento de la bicicleta particular se le dice al ciudadano ¿para qué te vas a comprar una bici si te la pongo gratis? Como ciclista urbano quiero que haya muchas empresas en Zaragoza que se dediquen a la venta de bicicletas, accesorios, ropa y servicios orientados a la bicicleta, ésto me permitiría poder elegir, ésto es más libertad para el ciudadano.

¿Por qué no se dió el servicio a TUZSA, empresa que conoce el transporte urbano, o se gestiona desde un consorcio de transportes que integre la bicicleta pública alquilada dentro de la intermodalidad exigiendo el acceso con bici a autobuses y trenes (¿tranvías también?)?

El alquiler de bicicleta público tiene sentido cuando se utiliza para cubrir los desplazamientos urbanos de personas que utilizan el sistema de transporte público intermodal, pero ¿la intermodalidad existe en Zaragoza? ¿Puede uno venirse a PLA-ZA con un único billete?

Con el coste del servicio del bicing se pueden implantar muchas medidas, de concienciación y educación al ciudadano, de adecuación de las vías para el tráfico de ciclistas, de programas sectoriales de fomento de la bicicleta (esquemas de con bici al trabajo, con bici a la uni, con bici al cole, con bici al fin del mundo...) En cuanto al descubrimiento de la bici como forma de transporte para ir a trabajar creo que han hecho mucho más las masas críticas que lo que está consiguiendo el bicing.

Si el ayuntamiento cediera a una multinacional un negocio de Coching (coche eléctrico público gratis para todos los ciudadanos) ¿qué diría la industria del automóvil?, ya sabemos la respuesta: ayudas públicas de más de 2.000 EUR por coche contaminante.

El bicing es muy práctico y barato, para unos pocos, de acuerdo, pero de ahí a considerarlo transporte público me parece una perversión.

Habrá que ver que piensan los que se puedan sentir damnificados: Tiendas de bicis, empresas de alquiler de bicicletas (Parque Grande), Tuzsa, Empresas de publicidad locales, taxistas, peatones.

¿Y para cuando la preocupación serán las infraestructuras que garanticen una movilidad en bicicleta segura?

Más información

Árticulos interesantes para reflexionar:

1 comentarios:

Admin dijo...

Leído en el Periódico de Aragón por un tal Luis:

"Para todas las personas que se quejan de los fallos del bizi:
Este sistema no es la solución mágica. Cuesta un pastón (3000 euros por bici al año), y es normal que a determinadas horas las estaciones estén vacías o llenas, y también es normal que las bicicltas vayan mal, porque no dan más de sí.
No es exactamente un servicio público, porque no todo el mundo tiene acceso (sólo los abonados, cuyo número es normal que tenga un límite)
Así que mi consejo es que utilicéis vuestra propia bicicleta, os responsabilicéis de ella (que ya somos mayorcicos), y si tenéis tarjeta del bizi utilicéis el servicio de forma puntual, pero no como norma, pues el sistema no da para más.
Y al señor Belloch que no farde tanto, que esto no es más que un paso adelante con muchas limitaciones."

Publicar un comentario